Bienvenid@s a este blog en el cual queremos dar a conocer esta fascinante Comarca llamada Ferrolterra. Te invitamos a que compartas con nosotros cualquier material que consideres oportuno sobre la comarca (fotografias, artículos, opiniones, etc). Nuestro contacto es visionesdeferrolterra@gmail.com

jueves, 20 de marzo de 2014

Análisis de Cámaras: AGFA CLICK-I

En esta nueva sección de la web Visiones de Ferrolterra queremos dar a conocer el equipo fotográfico que se ha utilizado para elaborar los reportajes de este Blog, siendo la fotografía un componente esencial dentro de los mismos, es importante mostrar las características de cada cámara que dan lugar, con sus correspondientes matices y particularidades, las diferentes imágenes que componen esta web.

En mi caso, (Carlos Rodríguez), quiero mostrar en esta ocasión la que ha sido mi primera cámara fotográfica, una AGFA CLICK-I.


Esta cámara fue adquirida por mi padrino, Juan Freire, en Rótterdam (Holanda), en el año 1964. La Click-I es una cámara de medio formato, de película en rollo, fabricada por Agfa Kamerawerk AG, Munich, Alemania y producida entre 1958 y 1970.

Marca:
Agfa
Modelo:
Click I
Año de fabricación
1958-1970
Objetivo
Meniscus lens, lentes fijas, longitud focal 72.5mm.
Apertura: f/8.8 y f/11; selector: leva que acciona diafragmas rotativos, posiciones soleado, nublado y f/8.8 filtro amarillo solar.
Visor
Simple tipo Galilei
Velocidad:
1/30
Peso
183g
Tipo y dimensiones negativo
Rollo 120, tamaño de foto 6x6 cm
Fabricación
Made in Germany, by Agfa Kamerawerk AG, Munich.
Flash
Sincronizada para Flash Agfa Clibo


Se trata de una cámara muy sencilla, construida en plástico (bakelita), que realiza las fotos en formato 6x6, permitiendo realizar un máximo de 12 imágenes.

 

La óptica es igualmente una simple lente de menisco, para lo que AGFA introdujo un cuerpo combado de la cámara para corregir los defectos ópticos típicos de dicha lente. 


La lente de menisco positiva (positive meniscus lens) fue creado en 1804 por el inglés William Hyde Wollaston y se le considera como el primer objetivo fotográfico pues fue igualmente utilizado por el francés Joseph Nicéphore Niépce en sus experimentos precursores de la fotografía.


Se trata de una única lente curvada con su superficie cóncava orientada hacia delante y otra convexa orientada hacia atrás, siendo el espesor de cristal mayor en el centro que en los bordes. Se utilizaba principalmente en cámaras económicas pues a pesar de sus deficiencias, eran ideales para crear cámaras simples que ofrecían una gran profundidad de campo.


La AGFA Click-I posee 3 diafragmas rotativos; uno para días soleados, otro para días nublados y uno con filtro solar. En la parte superior izquierda tiene las conexiones para el Flash Agfa Clibo. Solamente dispone de una velocidad de obturador que va a 1/30 s. Las fotos se pasan haciendo girar la rueda situada a la derecha y en la zona posterior tiene la mirilla roja para situar la película en el sitio correcto para disparar la foto y visualizar el número el nº de fotos realizadas.




La cámara se abre destapando la parte trasera que, curiosamente, es totalmente simétrica y se puede poner de dos maneras diferentes, con lo que la apariencia trasera cambia, a gusto del consumidor. Por dentro, hay un anillo de terciopelo recubriendo el borde de la mirilla roja.



El manual de la cámara recomienda una película de velocidad 17° DIN para días soleados y exteriores, para mal tiempo una 21° DIN, y para condiciones de poca luz e interiores se recomienda usar película 23º DIN. Esta numeración corresponde con 40 ISO, 100 ISO y 160 ISO respectivamente.

La AGFA Click-I fue en su momento un superventas en Europa gracias a ser una cámara económica, sencilla, robusta, ligera y sobre todo muy bien diseñada dado el buen resultado que daba.


Mi padrino dejó de usarla en la década de los 80 por haber adquirido una Reflex rusa de la marca Zenith, y me regaló la AGFA, con la que empecé a realizar fotografías aproximadamente cuando tenía 12 años de edad.


Mi experiencia con esta cámara fue muy positiva, algunas de las fotografías que obtuve hicieron que me quedara bastante satisfecho con el resultado. Por aquel entonces creía que tenía una máquina bastante buena, de hecho algunas fotos que hice salían muy nítidas y luminosas, sobre todo recuerdo que los días soleados obtenía unas fotos muy buenas pero en cambio si había poca luz solían salir algo movidas, otro defecto era que solo hacía 12 fotos, por lo que había que pensárselo mucho para no desperdiciar fotos, muy al contrario de lo que sucede en la actualidad.

A continuación pongo alguna de las imagenes obtenidas con esta cámara, se podía escoger película en color o en blanco y negro.


Fuentes: Las fotos de este reportaje han sido realizadas por Carlos Rodríguez y Juan Freire Aneiros (las antiguas).

Recomendación de Visiones de Ferrolterra:
Relacionado con la fotografía y el manejo de equipos fotográficos, en Visiones de Ferrolterra queremos recomendar el curso que imparte el Ferrolano Fran Nieto en la Escuela de formación Technical Courses

http://www.technicalcourses.net/portal/es/cursos/cursos_ficha.php?curso_id=20

2 comentarios:

  1. Hola Carlos, por curiosidad...
    ¿la penúltima foto es S. Jorge? ¿En qué año?
    Muchas gracias
    Paco Girón Veiga

    ResponderEliminar
  2. Si, es San Jorge, finales de los 60 creo, que era cuando Juan Freire acampaba alli en verano

    ResponderEliminar